Rincón del surreal

Escritos sobre la vida, la no-vida. Artículos de vaga filosofía.

BOMC. – Justin Holloway.

Y es que tengo que ser sincero, que ésto de escribir no me gusta. No me gusta por la clasificación social que se le tiene a un escritor, la mayoría de ellos son unos putos nerdos sin vida social, y sí, digo nerdos porque soy de Inglaterra, digo nerdos porque estudié en una escuela donde sí habían grupos sociales, digo nerdos porque en mi país se crió Pink Floyd. Digo nerdos, porque me sale de los huevos.

No por eso cambiaré de tema éste.. ¿diario?, ¿libro?, ¿texto sin sentido?, ¿una leyenda que pasará de mano a mano hasta que algún hijo de puta dañe las hojas?, porque me centro en lo que adoro, en lo que crié más que a mi perro, el cual murió por desnutrición, o que adoro más que a mi Britania. Me centro en el club, el club que dentro de poco, o en unos años, acabará.

Mickey llegó a la ciudad un 24 de octubre, estaba con algunos chicos que marcaron historia en Beduins. Llegamos e hicimos lo que haría cualquier motero, golpear a un gilipollas por sabotearnos. Resulta que es mafipandilla tenía armas, lo que nos hizo darle un tiro a uno y volver mierda a los demás. Lástima que a ese puto negro que se creía gánster murió sacando dinero del ATM, cuando le dí un tiro en todo el riñón, y es que para ser sincero, un disparo a centímetros y de un revólver no deja vivo ni a Michael Jackson.

Transcurrían los días y mis miembros se encarnaban más en el club, cada vez entraban más newbies, o bueno, en cultura general “Prospects”, los cuales, ayuntados en DIllimore en el Bebuino Cachondo no hacían problemas. Todo salió de mis manos en cuanto (o eso creo, no estoy seguro si fue por eso que tomamos un mal camino, casi tan inseguro de si el uso de éstos cositos en forma de rombo comúnmente llamados paréntesis se usan para ésto) hicimos que nuestra bodega trabajara la mierda para los negros de Jefferson y los de Ganton, aunque yo no entiendo una mierda, los de Ganton son una mafipandilla queriéndose hacerse G’s, no va al cuento.

Nos metimos en cosas difíciles, dar garantía los negros de hacer su propia mierda y los que realmente se arriesgaban era el club, pues si cogían la bodega ya llegaban a nosotros y nos acababan con todo, sí, con todo.

Más que todo me volví muy amigo de Bobby, el jefe de Jefferson, pasábamos con las burras a hablarles y esos grandes negros nos ponían bola, se paraban en frente y nos saludaban como se debía, nada de racismo ni dicriminación, joder, son grandes, o bueno, eran grandes.

Un tío de un chapter de.. joder, ya ni me acuerdo de donde era trae dinero para comprar un taller, provicionalmente quería que se centrara en solamente motos, pero como el capital lo hace todo, y ojo que no soy de izquierda, cuand oentré ví como 10 autos siendo arreglados por mis moteros. Tanta fue mi rabia con ese chico.. con Rumsfeld, que decidí irme a la mierda y luego hablar con Mickey, decirle que esa no era mi idea, y que recordara que el puto club lo llevé años mientras él se hacia pajas en Rusia. Y es que la paja RUSA no la llaman así por una razón aleatoria, estoy seguro que hay coincidencia.

El hecho es que se acordó que el taller sería para autos y motos, pero es que tómense en mi lugar: Seguro que llevaba un año sin subirme a un auto de cuatro ruedas por mi repugnancia hacia éstos.. ¡y ahora debo arreglarlos!, joder, qué jalapollas yo, haber aceptado eso.

Como se veía venir, mi grupo de moteros, concentrados en Flint y Red Country ya emigraban a la ciudad, la mayoría ya parqueaba en ese asqueroso taller, que para serles sincero, siempre odié, siempre odio, mejor dicho.

Cada día recurríamos más a las amras, y joder, recuerdo cuando en Canadá Mickey me mostró las normas de su club, me ronda en la puta cabeza cuando me decía que si teníamos problemas, rodearíamos las armas blancas y lo haríamos como hombres, pero es que la solución es darle un puto tiro en la cabeza a nuestro enemigo, luego que llegue la pasma y comprarlos para decir que fue un puto guardia de seguridad, un yonki o un ghettero. Del ghetto, me refiero.

Nos tocaron tanto las putas bolas esa mafipandilla del negro en traje que hicimos nuestra primera limpieza en Flint Intersection, por la gasolineria. Nos los pillamos en esa empresa de camiones y bajamos de nuestros caballos y a disparar se dijo, para serles sincero, parecía un videojuego de Grand Theft Auto, éramos como 5 y matamos como a 30. El hecho es que el puto negro.. ¡el puto negro!, se volvió a escapar. Pero sabíamos que estaba debilitado. ¡A ese puto negro me lo cargo yo!

Cuando íbamos a apoderarnos de Beduinstown, porque bautizamos Dillimore como nuestro, siempre habían yellowboys (asiáticos) que se creían los putos Jackie Chan o yo no sé qué mierda y se la daban de listillos, tanto asé que fueron ellos los que pusieron a utilizar la cierra eléctrica, jaja (eso de escribir jaja no me gusta, pero para el que lo lea debe dar un ambiente “familiar), recuerdo cuando Tyler tiró como las 6 partes del cuerpo a un kilómetro, dios mío, tanta sangre caida en mi cara. Nunca había sido carnicero, pero el tiempo que duré en cortar a ese anormal me gustó bastante. ¡Mierda!, acabé de acordarme que era un ruso, pero como no tengo para borrar solamente digo que era un ruso.

Cuando matamos a ese ruso se nos vino otra mafia, ¡pero joder!, esa sí era una mafia gigante. Según supe, según me dijo Mickey, era la Krásnaya Mafiya, a saber si es verdad, me cago en mis muertos de que no me importa. Mató a muchos miembros, a muchos newbies y simples trabajadores, pero esa puta mafia no podía con todos los chapters de Beduins, así que aunque no acabamos con todos, por lo menos nos dejaron de joder cuando les robamos el banco ese, dios mío, cuánto dinero para la caja del club.

Me he descentralizado en el puto tema, ya les digo que escribo muy mal, aunque no me importa. El hecho es que nos metemos mucho en armas, ya somos toda una banda ilegal, no somos pandilleros ni mafiosos, no llevamos colores ni smoking, somos Beduins, Beduins que pronto acabarán.

Fue Mickey quien le puso el nombre a la facción y fue él quien me metió al club, pero no puede decir que no fue por mí que ésta mierda aún aguanta, le hice el logo, le hice muchas cosas, cuando nos apoderamos de Los Santos Motors y ésto luego cerró hice que durara la facción, luego se fue a Rusia y eso ya lo dije, lo que importa es que llegó a la ciudad y ésto se volvió un puto kaos. Kaos creo que era un dios griego, si no mis disculpas a la gente que lo lea, si es que lo leen, claro.

Luego de años de estar en frente de ésta vaina me pregunto, ¿qué es el club?, ¿un grupo oficialmente dedicado a los trabajos delictivos?, ¿un grupo para pasar el rato?, ¿otro MC como Hells Angels, Vandidos o Mongols que se creen rudos por vender armas y hacer contrabando?, la verdad ya no sé qué somos y aquí es cuando comienza el libro, cuando las verdaderas espectativas se cumplen, Beduins Original, en todo caso Beduins el original, una búsqueda por volver al pasado y tomar el rumbo que antes tuvo nuestro club, un grupo de moteros subsistentes y persistentes, un grupo de muchachos dispuestos a luchar por la soberanía y el honor, no por el monopolio de las armas.

Supe que Mickey era una puta a sueldo, ¡que digo!, un cazarecompenzas profesional veterano de guerra. Eso lo lleva a tener contactos hasta en la marina cubana, el CTI, la policía, los sheriff, parece un Don Vito Gambino pero con chuupa y una calavera detrás. Cada vez digo que éste hijo de puta es más bipolar que Obama con sus teorías de guerra.

El club se desborona, de verdad que sí. Estaba en el Verona all y veía a una puta mona de ojos azules y me miraba y sabía que la tendría en mi cama, me doy media vuelta y lee Beduins y sale corriendo. ¡Joder, no tanto miedo, por favor! Me dirijo a sacar del ATM un dinerillo, porque Britania me comió todo el blanco y me pillo a un negro con smoking grís y sombrero. Como no discrimino ni a un peruano no le presté atención hasta que se dio media vuelta y ví esa cara de grano que tenía, el hijo de puta mafipandillero estaba dándome caña para que lo matara.. y sin más, saqué mi revólver y le dí un tiro en el estómago o cerca de éste, cayó desplomado al piso y salí corriendo, luego de correr por un minuto comencé a caminar lentamente y como sabía que era identificado por motero, salí a toda mierda, cogí mi burra y aceleré a toda mierda. A los veinte minutos quedé sin gasofa, la puta madre y los clérigos de mis testículos.

Con un enemigo menos, quedan los espaldas mojadas Brown Pride, La Krásnaya alias mafia rusa matéadios-jalameelcachete y Ganton, porque a Mickey le dio la puta idea de encerrar a uno de los punteros, cosa fácil para él, pues con una llamada ya tenía como para abastecer cada casa de Los Santos con 5 policías, y que se sepa que ésto lo digo sin joder, es el dueño de todo San Andreas.

Si no quiero morir deberé hacer que la facción tome otro rumbo, porque si miro para un lado está la mafia, para el otro están los espaldas mojadas y para el otro, tal triángulo de las Bermudas, una división pendeja en Jefferson de la cual no quiero hablar, la muerte de Bobby me dio muy duro como para seguir escribiendo de eso.

¿Saben por qué el capitalismo como sistema económico, aunque Marx lo tomaba como modo de producción no sirve?, o bueno, ¿por qué el estado y la policía no sirve para ni mierda?, porque si un tío te insulta a tu mujer y tú lo golpeas y por una razón te agarra la policía, te joden a tí. ¿Llamarías a la policía si insultan a tu mujer?, ¿dejarías que pasara de largo y como ella no es eso, no te importa?, pues yo no, simplemente porque no soy un puto civil llamacientodoce, yo me bajaría a golpearlo y cuando me agarre la pasma, me jode a mí y me demuestra que el estado no sirve para una puta mierda.

Y como el estado no sirve, tampoco la política, y es ahí cuando se piensa que en socialismo, que en comunismo, que en ultra derechismo.. que en anarquismo, yo solo digo que eso me da igual, con tal de que halla la real justicia, y entiéndase justicia como el uso apropiado que le daría una persona con incapacidad y discapacidad o una que no se valga por sí mismo, me da igual y realmente, lo que más me parece es el anarquismo.

¿Ven los que le digo?, joder, me acaba de llamar Hammet diciéndome que hay un tiroteo en el taller, pero es que son gilipollas colocando el taller al lado de un barrio totalmente lleno de panchos. Agarraré mi revólver, mi carga, subiré a mi burra y me dispondré a pasar el peaje. Un párrafo más, un párrafo menos, a cazar marrones.

 

Escrito el 06 de Febrero de 2011.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: