Rincón del surreal

Escritos sobre la vida, la no-vida. Artículos de vaga filosofía.

Díganles que me rindo.

Díganles que me rindo… y que no aguanto más. Que las pocas fuerzas que tenía ya han muerto, pero ellas no van a un lugar mejor. Sepan que me cansé de vivir entre la mierda; de ver tanto sufrimiento al frente de una sociedad podrida y corroída por un sistema asesino, además de tener una historia que da vómito y que celebra lo incelebrable.

Sigamos alabando el genocidio de nuestros indígenas a mano de los dueños de los equipos a los cuales seguimos como fanáticos incondicionales. Demos la espalda a nuestra realidad a través de los medios insensibilizados; porque eso es lo que nos gusta: ver, oler y amar lo que cagan los demás países aparentemente más importantes que el nuestro.

Celebremos el homicidio de guerrilleros, los cuales están ahí por la falta de empleo que genera nuestra narcoguerra de mierda. Lloremos a los muertos de los ricos y angustiémonos por el sufrimiento de opulentos. Caminemos por la calle e ignoremos al otro, pero enviémosle cartas a quienes jamás las leerán. Perdamos nuestro tiempo frente a un puto televisor, para que nos digan sutilmente que somos la mierda que debe ser perfumada. Ojalá nos sigan metiendo el dedo en el culo, lo disfrutemos, y luego aborrezcamos a los homosexuales. Ojalá nosotros, la manada de hijueputas, nos matemos de una vez y dejemos este mundo en paz.

Esa sería la única muerte bella.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: