Rincón del surreal

Escritos sobre la vida, la no-vida. Artículos de vaga filosofía.

Archivos mensuales: febrero 2016

Amores patológicos

—Eeh… ¡hola, mi amor!

¡A que no adivinas quién me llamó! ¿Te acuerdas de Teresa, mi amiga de la universidad? Bueno, pues ella estaba viviendo en Copenhagen y hace como un mes volvió a Colombia. ¡Estamos que nos vemos! pero ella quiere salir a rumbear y yo sé a que a ti no te gusta que yo salga…

Me preguntaba si por esta vez me dejarías ir. Mira que llevamos casados siete años… y yo te amo y soy solo tuya. Yo sé que pasaste malos ratos con tus ex novias porque abrían muy fácil las piernas, pero yo soy diferente, mi amor… yo te amo y jamás me entregaría a otro hombre. Confía en mí, ¿sí?

Y yo vuelvo temprano. ¡A las 2 ya estoy aquí en la casa! Llevo el celular cargado y te respondo apenas me escribas. Voy a estar con Teresa y con Érika… la que tú decías que se vestía como puta, ¡ja, ja, ja! ¿recuerdas? ¿Que me la pasaba con ella de arriba para abajo? Bueno, pues ella trabaja disque en una ONG y tal y como que el marido la va a dejar ir a la fiesta.

Yo te diría que vinieras conmigo, pero como sé que no te gusta… además debes estar cansado. ¿Sí te gustó la comida que te hice? La hice con toooodo amor, mi amor. Pero no quiero desviarme del tema. ¿Entonces qué piensas? Igual si me dices que no yo no voy… pero piénsalo. ¿Sí, papi? Es por esta vez que te lo estoy pidiendo, que hace rato no las veo y sería bonito.

Yo no tomo… les digo que tengo que conducir o cualquier cosa y no tomo. Igual tú sabes que a mí no me gusta la cerveza. La universidad era otra época… ahora usted me da todo lo que quiero y por eso lo amo. No me tomo ni una pola, ¿sí?

Y de hecho, si estás de humor, cuando llegue te doy unos besitos por todo el cuerp…

—Usted sí es bien puta, ¿no, Marilyn? ¿Me lo va a mamar para que le deje ir a tirar con otros manes? Qué tal la irrespetuosa esta. Uno dándole una vida cómoda para que le salga puta… ¡Es que esprr…re y verá! ¡MARILYN, NO CORRA CUANDO LE HABLO! ¡MARILYN, SALGA YA DE ESE HIJUEPUTA BAÑO!

—¡Ay… pero no me pegue, mi amor! Yo no voy pero no me pegue, no me pegue mi amor. ¡Yo lo amo!

«Amor romántico,
amor patológico.
Una sociedad enferma no merece doctor.
Que le pasen una silla, una cuerda y le den un empujón».